Live Streaming: 10 Mitos Desmentidos para Principiantes

El video en vivo está irrumpiendo en cada vez más esferas inesperadas de nuestras vidas. El público de todo el mundo ve un promedio de 16 horas de video en línea por semana, lo que supone un aumento del 52% en los últimos dos años. El vídeo ha sido especialmente relevante durante los cierres globales y el trabajo remoto generalizado de este año, ya que la gente necesita conectarse y mantenerse comprometida más que nunca.

Los creadores de contenido innovadores ya están utilizando el vídeo en vivo para interactuar con su público de forma regular. Para algunos, la transmisión en vivo sigue pareciendo un gran paso a dar. Persisten diferentes conceptos erróneos sobre que la transmisión en vivo es cara o demasiado complicada de configurar. Los miedos a estar en vivo sin nadie mirando o simplemente parecer incómodo frente a la cámara tampoco ayudan.

En este artículo desmentiremos algunos mitos sobre la transmisión en vivo y te mostraremos que la transmisión en vivo en 2020 es súper fácil. Sin más preámbulos, empecemos.

1. La transmisión en vivo es cara

Es posible que la transmisión en vivo supere tu presupuesto si insistes en tener sólo el mejor equipo. La transmisión de alta calidad requiere inversiones en cámaras web, micrófonos y accesorios de iluminación de primera categoría.

Por otra parte, puedes mantener bajo el coste de tu transmisión en vivo y optar por una configuración básica de transmisión. Un micrófono USB normal o un pequeño micrófono Lavalier de Mosotech son opciones estupendas para los principiantes: ofrecen precios asequibles y un sonido relativamente bueno. Micrófonos como el Blue Yeti USB o el HyperX QuadCast te darán una calidad de sonido más profesional y te costarán aproximadamente entre 130 y 150 dólares. Los mismos criterios de elección sirven para el equipo y los accesorios de vídeo.

  Las Mejores Cámaras Web para Transmisiones en Vivo

 Leer más sobre las configuraciones de transmisión y cómo elegir una según tus necesidades.

2. Mi conexión a Internet no es lo suficientemente buena para la transmisión

Nadie quiere congelarse, tener búfer o desconectarse completamente de sus transmisiones. Como la transmisión en vivo consume muchos datos, muchas conexiones WiFi no tienen suficiente ancho de banda para procesar la solicitud.

Mantener una conexión a Internet estable es un factor clave para la transmisión de calidad. Para ello, considera la posibilidad de deshacerte del WiFi y optar por una conexión por cable segura. La velocidad de subida es otro matiz importante para evitar los retrasos en Internet. Facebook es un buen lugar para que los nuevos streamers empiecen: con vídeos de hasta 720p, no necesitarás más de 5 Mbps de velocidad de subida. Twitch es adecuado para vídeo de hasta 1080p a 60 fotogramas por segundo con una velocidad de subida de hasta 7,4 Mbps.

 Consulta más opciones de velocidad de subida para ver cuál deberías buscar.

Consejo: Haz una prueba de velocidad en tu conexión. Tu ancho de banda de Internet debería ser lo suficientemente rápido según el tipo de contenido que quieras transmitir y la plataforma que utilices para ello.

3. Nadie verá mi transmisión

Hacer una transmisión en vivo sin nadie en la audiencia puede parecer incómodo al principio. Sin embargo, todo lo grande siempre empieza de cero. ¿O crees que streamers de renombre como Shroud y Ninja empezaron con una enorme base de seguidores?

La clave es ser paciente y constante en tus transmisiones en vivo. Utiliza tus primeras veces para practicar, resolver los problemas y sentirte cómodo en directo. No dudes en pedir a tus amigos que vean tu transmisión o compartir algunos teasers sobre la próxima transmisión en tus redes sociales. Mantente conectado con tus primeros espectadores: acércate y pide comentarios, comparte más contenido útil más allá de la transmisión y empieza a construir una comunidad en torno a tu contenido.

  Podcast desde cero: la guía definitiva para principiantes

4. Las cosas de las que quiero hablar no son interesantes para mis espectadores

Así que tienes una idea para tu transmisión, ¡eso es genial! Ahora pregúntate a quién quieres transmitir y en qué piensan. ¿Los intereses de esos espectadores ideales resuenan con los tuyos?

Si es así, ¡genial otra vez! Sigue explorando y convirtiendo tu idea en contenido que estarás orgulloso de compartir. Pronto notarás que se unen a tus transmisiones más espectadores con intereses similares. Intenta adaptar aún mejor tu contenido a tu audiencia. Para ello, puedes ponerte en contacto con tus potenciales espectadores con antelación y recoger las preguntas que puedan tener sobre tu tema. Puedes encontrar a esas personas en las redes sociales o en comunidades en línea e invitarlas a que se unan a tus transmisiones. Además, investiga en foros como Reddit o Quora y ponte en contacto con los comentaristas que haya allí.

Consejo: Cuida el formato de tu contenido. Que sea interactivo, entretenido e informativo. Experimenta con formatos como Live Q&A, Live Behind the Scenes o Product Showcase.

5. No sé cómo lidiar con los haters

Cualquier buen contenido que crees es probable que desencadene reacciones de tu audiencia: ¡ese es el objetivo de compartirlo! Pero esto puede tener algunas desventajas. Mientras que los cumplidos te animan e inspiran a crear más, las reacciones negativas pueden deprimirte y bloquear tu deseo de crear.

Es posible e importante separar las críticas sanas de los comentarios negativos llenos de odio. Si te encuentras en el extremo receptor de un desprecio venenoso, no te lo tomes como algo personal, y no empieces discusiones ni te pongas a la defensiva. Recuerda que los haters no interactúan contigo, interactúan con una pantalla de ordenador. Esto les permite cambiar sus hábitos sociales, como decir y hacer cosas que nunca dirían ni harían si estuvieras delante de ellos. Concéntrate en lo que estás haciendo bien en tus transmisiones, toma el camino correcto y sigue adelante.

  Restream consigue 50 millones de dólares en financiación y lanza Restream Studio

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad